Show simple item record

dc.contributor.advisorÁvila Gil, Edgar Hernán
dc.coverage.spatialBogotáspa
dc.creatorLimas Contreras, Nelson Alfonso
dc.date.accessioned2019-09-09T15:27:32Z
dc.date.available2019-09-09T15:27:32Z
dc.date.created2018
dc.identifier.urihttp://hdl.handle.net/10901/15972
dc.description.abstractDurante siglos, el proceso de enseñanza aprendizaje ha sido objeto de estudio por diferentes autores. A su alrededor se han generado diferentes teorías, modelos y escenarios que han permitido, a lo largo del tiempo, fortalecer el proceso y asegurar mejores condiciones en la educación, en los diferentes niveles. Uno de los componentes básicos en el proceso de enseñanza aprendizaje, en el contexto educativo, es la didáctica, por lo cual, es un tema de relevante interés al momento de estudiar y analizar la práctica docente, especialmente si se considera que la mayoría de los profesionales de la educación que no cuentan con formación en pedagogía, son expertos en la disciplina, pero no lo son en temas relacionados con la enseñanza. Situación que, en ocasiones, los lleva a repetir la forma en la que a ellos se les ha enseñado y limita el desarrollo de metodologías contextualizadas acorde con los auditorios. Otro factor fundamental, que se encuentra en el proceso de enseñanza aprendizaje, es el cambio en los medios que se utilizan para su ejecución. Hoy en día las nuevas tecnologías y el uso de éstas en el aula de clase, hacen del proceso formativo un reto para lograr canalizar la información y permitir transformaciones en el conocimiento del sujeto. Según Pozo Municio, (1996), el sistema de aprendizaje tiene tres componentes fundamentales, los resultados, el proceso y las condiciones de aprendizaje. Según lo planteado por el autor, se entiende como los resultados o contenidos, lo que se aprende o se modifica por efecto del aprendizaje; los procesos de aprendizaje hacen referencia a cómo se producen los cambios, es decir la actividad mental que genera la persona y que hace posible los cambios en los constructos conceptuales y el último elemento hace referencia 2 a las condiciones del aprendizaje, que es el tipo de práctica que pone a funcionar o activa los procesos de aprendizaje. Desde este planteamiento, los elementos preconcebidos por una persona, pueden ser modificados a partir de la puesta en marcha de diferentes procesos cognitivos que, mediados por diferentes prácticas, permiten asimilar y redefinir dichos elementos. Desde lo planteado por la Conferencia Mundial por la Educación Superior fomentado por la UNESCO, (1998), artículo 9, señala que la educación superior debe implementar métodos educativos innovadores, que permitan fomentar el pensamiento crítico y la creatividad, para lo cual las instituciones educativas, pueden requerir modificaciones en los planes de estudio de tal forma que se fomente la adquisición de conocimientos prácticos, competencias y aptitudes para la comunicación, el análisis creativo y crítico, la reflexión independiente y el trabajo en equipo en contextos multiculturales, en los que la creatividad exige combinar el saber teórico y práctico tradicional o local, con la ciencia y la tecnología de vanguardia. Bajo este contexto, la UNESCO presupone que los nuevos métodos pedagógicos también deben incluir nuevos materiales didácticos, los cuales sugieren nuevos métodos de evaluación que permitan poner en práctica la teoría. En este sentido, indica la UNESCO, que la educación superior debe orientar a que el alumno emprenda sus propios retos, de tal forma que permita la generación de empleo, para lo cual es necesario la revisión de los métodos pedagógicos vigentes, trasladando el énfasis puesto en la transmisión del conocimiento hacia el proceso de su generación. Llegando a nuestro país, y entendiendo la educación como un derecho fundamental desde lo consignado en la Constitución Política Nacional, artículos 67, 68 y 69, la educación es un derecho de la persona y un servicio público que tiene una función social, lo que lleva a pensar que la 3 educación debe atender las necesidades de la población y se debe garantizar el acceso de los ciudadanos. La educación en Colombia se encuentra reglamentada por la Ley 115 de 1994, por la cual se expide la Ley general de educación, y en la que se define el sistema educativo colombiano y su conformación: la educación inicial, la educación preescolar, la educación básica (primaria cinco grados y secundaria cuatro grados), la educación media (dos grados y culmina con el título de bachiller.). En cuanto a la Educación Superior, ésta se rige por la Ley 30 de 1992, la cual establece como campos de acción: el de la técnica; el de la ciencia; el de la tecnología; el de las humanidades; el del arte y el de la filosofía. (art. 7, Ley 30 de 1992). Los programas académicos ofertados por las Instituciones de Educación Superior deben enmarcarse en alguno de estos campos y pueden ser ejecutados bajo la modalidad de pregrado y posgrado. En Colombia de acuerdo con el Consejo Nacional de Acreditación, los programas de pregrado tienen por objeto preparar para el desempeño de ocupaciones para el ejercicio de una profesión o disciplina determinada, de naturaleza tecnológica o científica o en el área de las humanidades, las artes y la filosofía. Por su parte, los programas de postgrado se dividen en: especializaciones, maestrías, doctorados y posdoctorados. Desde la óptica de la Ley 30 de 1992, las especializaciones se desarrollan con posterioridad a un programa de pregrado y posibilitan el perfeccionamiento en la misma ocupación, profesión, disciplina o áreas afines o complementarias. Los demás postgrados, como maestrías, doctorado y post doctorado, basan su quehacer en la investigación como fundamento y ámbito necesarios de su actividad. 4 Bajo este esquema es importante contextualizar la institución en la cual se desarrolla la investigación, siendo ésta una institución de carácter privado con treinta y un años de experiencia en la formación de profesionales, basado en principios de humanismo, excelencia académica, internacionalización, emprendimiento e innovación. La institución cuenta con cerca de diez mil estudiantes entre pregrado y posgrado, tres sedes en Colombia y una sede internacional. El proyecto de investigación se desarrollará en la sede principal en Bogotá. En lo relacionado con los programas académicos, la Universidad cuenta con veintidós programas de pregrado y cuarenta y dos programas de posgrado, dentro de los cuales se ubican, específicamente en el área de administración y negocios, nueve programas de especialización y una maestría. La institución cuenta con acreditación de alta calidad otorgada por Resolución del Ministerio de Educación en el año 2015, por un periodo de cuatro años. Considerando que el desarrollo de la investigación se realiza en un programa de especialización en el área de las ciencias administrativas, económicas y contables, a continuación, se genera una contextualización sobre las características generales del programa de especialización: El programa tiene como objetivo formar a los participantes en la teoría y la práctica necesaria para implementar, auditar y gerenciar sistemas de gestión de la calidad. La modalidad del programa se enmarca en el sistema de créditos académicos y cátedra presencial. Los espacios académicos de cátedra son complementados con talleres y trabajos dirigidos, que permiten al estudiante afianzar sus conocimientos y poner en práctica la teoría, para lograr generar las diferentes competencias que el programa persigue. Las horas de trabajo dentro del aula son complementadas con el 5 desarrollo de un proyecto de grado, cuyo objetivo es llevar a la práctica los conocimientos teóricos adquiridos, y es un requisito para optar al título otorgado por la especialización. Para lograr generar las competencias en el estudiante, el trabajo de grado se desarrolla en la empresa en la cual labora cada estudiante, permitiendo de esta forma, que los conocimientos adquiridos sean aplicados en un ejercicio de la cotidianidad empresarial. La especialización se lleva a cabo en dos semestres académicos y se integra de 18 módulos, dentro de las cuales se cuenta el de Administración Estratégica. Para adentrarnos en la especificidad del módulo objeto de intervención de la estrategia didáctica, se realizará una descripción general, ya que desde la mirada de la especialización, y específicamente el módulo de administración estratégica, se hace imperioso lograr que el estudiante desarrolle capacidades para emprender la configuración, diseño, implementación y evaluación de los planteamientos estratégicos de la organización, todo esto enmarcado en una serie de teorías y prácticas administrativas que permitan al estudiante desarrollarse en su medio de trabajo, y asegurar la alineación estratégica de la organización.spa
dc.description.sponsorshipUniversidad Libre - Facultad de Educación - Instituto de Posgradosspa
dc.formatPDFspa
dc.language.isospa
dc.sourceinstname:Universidad Librespa
dc.sourcereponame:Repositorio Institucional Unilibrespa
dc.subjectDidácticaspa
dc.subjectEnseñanzaspa
dc.subjectAprendizajespa
dc.titleEstrategia didáctica - De la teoría a la práctica en la administración estratégicaspa
dc.typeinfo:eu-repo/semantics/(masterThesis)spa
dc.rights.accessRightsOpenAccessspa
dc.creator.emailnelson.limas@gmail.comspa
dc.subject.subjectenglishDidacticspa
dc.subject.subjectenglishTeachingspa
dc.subject.subjectenglishLearningspa
dc.subject.lembPedagogíaspa
dc.subject.lembDocencia universitariaspa
dc.subject.lembMetodología en pedagogía -- Investigacionesspa
dc.subject.lembMétodos de enseñanzaspa
dc.type.localTesis de maestríaspa
dc.rights.accesoAbierto (Texto Completo)spa
dc.type.hasVersioninfo:eu-repo/semantics/acceptedVersion
dc.source.bibliographicCitationAlves de Mattos, L. (1963). Compendio de Didáctica general. Buenos aires: Kapelusz.spa
dc.source.bibliographicCitationAntúnez Marcos, S., & Del Carmén Martin, L. (1992). Del proyecto educativo a la programación en el aula. Madrid: Grao.spa
dc.source.bibliographicCitationArgudin, Y. (2000 ). La educación superior para el siglo XXI. Didac - 36, 16-25.spa
dc.source.bibliographicCitationAusubel, D. (1980). Psicología educativa: un punto de vista cognoscitivo. Mexico: Trillas.spa
dc.source.bibliographicCitationCamilloni, A. (2007). El saber didáctico. Buenos Aires: Paidos.spa
dc.source.bibliographicCitationCarrasco, J. (1997). Técnicas y recursos para el desarrollo de las clases. Madrid - España: Ediciones RIALP, S. A.spa
dc.source.bibliographicCitationCasas Rodriguez, L. (2006). Una estrategia didáctica para el empleo de los medios de programas educativos en función de la calidad de la enseñanzaen la especialidad de medicina general integral militar en Cuba. La Habana - Cuba.spa
dc.source.bibliographicCitationDiaz Barriga, A. (2009). Pensar la didáctica. Buenos Aires: Amorrortu Editores.spa
dc.source.bibliographicCitationDiaz Barriga, A. (2013). Guía para la elaboración de una secuencia didáctica. Comunidad del conocimiento UNAM.spa
dc.source.bibliographicCitationDiaz Barriga, F. (2002). Estrategias docentes para uin aprendizaje significativo. Mexico: Mc Graw Hill.spa


Files in this item

Thumbnail
Thumbnail

This item appears in the following Collection(s)

Show simple item record